Para momentos en los que no se puede acallar pensamientos (negativos), mismos que se repiten una  y otra vez, causando gran malestar físico y emocional.